“La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original”, y así
esta frase, la tomé para inaugurar cada uno de los dossiers de actividades que debía
entregar para poder superar cada uno de los módulos impartidos en la DECA. Tiene su
explicación:
Y es que, el primer contacto con la misma me impactó. Desde el primer momento, supe
que este no iba a ser un curso normal, corriente o estándar. Yo, Bióloga de formación
pero docente de gran vocación, que llevaba años rellenando Curriculum y realizando
cantidad infinita de cursos, másteres… debido a mis numerosas inquietudes, comencé a
descubrir que la DECA iba mucho más allá.
Así ha sido, me faltarían líneas para describir todo el cúmulo de sensaciones,
sentimientos y emociones que la DECA me ha permitido experimentar.
Gracias a esta formación he aprendido todas las pautas necesarias para poder
desempeñar la labor como profesora de Religión, pero lo más significativo para mí ha
sido la apertura aún mayor de mi mente hacia la Transcendencia, hacia la importancia
de la calidad humana, la importancia de la integridad de la persona, el respeto y ayuda al
prójimo…, que todo docente (independientemente del Área a impartir) debería
transmitir a su alumnado. He quedado muy agradecida y a la vez sorprendida muy
gratamente. GRACIAS de corazón.Agosto 2018(EMSG)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies